Aprende a dejar de apostar dinero
Salud y bienestar

Cómo dejar de apostar dinero

La pregunta del millón que suelen hacer quienes se encuentran sumidos en las profundidades de la adicción a las apuestas es: ¿Cómo dejar de apostar dinero
Esta adicción de apostar se infiltra sin que el jugador se dé cuenta.

Lo que comienza como una forma fácil de ganar dinero “contante y sonante” en la mesa de dados o póker online termina siendo bastante más que una piedra en el zapato y puede conducir muy rápidamente a la quiebra, la depresión y, en casos extremos, incluso al suicidio.

Lo que empeora la adicción a las apuestas por dinero es que no se puede oler en el aliento de alguien. Esto hace que sea más sencillo ocultarlo o ignorarlo

Todos hemos escuchado historias horribles de personas que no podían dejar de apostar dinero, pero hay luz al final del túnel.

Si se está preguntando cómo detener el impulso de apostar dinero, los siguientes pasos le ayudarán a seguir el camino correcto.

1º. Tomar la decisión de dejar de apostar dinero

El primer paso en el camino para lidiar con la adicción al juego es admitir que “tengo un problema con el juego por dinero” y debo solucionarlo.

Al principio, es común que los apostadores lo nieguen, lo que probablemente sea una de las razones por las que menos del 3% de los adictos al juego buscan ayuda para dejar de apostar dinero.
Si bien decidir dejar de hacer algo que ha disfrutado durante tanto tiempo puede ser un desafío, no es imposible. 
Este también es un buen momento para elaborar un plan financiero que le ayudará a ahorrar dinero.

2. ¿Qué tipo de apostador es?

De la misma forma que ocurre al querer dejar de fumar o consumir drogas, dejar el hábito de apostar es más sencillo de decir que de hacer. Aquí es donde debe hacerse la pregunta: “¿Qué tipo de jugador soy?”

Existe el apostador social casual, el jugador de escape, el jugador profesional y el jugador compulsivo. Si usted es el primer tipo de jugador, lo más probable es que no esté en una crisis porque juegue ocasionalmente o solo durante un viaje a un lugar de vacaciones donde existen casinos.

El apostador de escape usa el blackjack como un escape del mundo real. El único problema es que el dinero que invierte en “juegos de escape” proviene del mundo real, esto incluye sus ahorros o dinero que debe gastar en pagos importantes.

La única diferencia entre una persona que apuesta de forma  profesional y un apostador compulsivo es que el primero asume riesgos calculados, calculando probabilidades basándose en estadísticas y eligiendo medios donde el resultado no depende únicamente de la pura suerte.

Leer acerca de :  Como eliminar rápido el mal aliento de boca

Un jugador profesional también es paciente y, lo que es más importante, juega como un medio para ganar dinero. Por lo general, estas personas ya tienen dinero de sobra y no desperdician los ahorros de toda su vida.

Por otro lado, el jugador compulsivo es probablemente  el tipo de jugador con el que cuentan los casinos (tanto online como offline).
A estos jugadores les importa poco calcular las probabilidades o las estadísticas y dependen de la suerte o de una “corazonada” para ganar.

Si descubre que está dando prioridad al juego por encima de todas las demás cosas, incluidos su familia y amigos, entonces tiene un problema, un grave problema.
Hay un viejo refrán que dice: “La verdad te hará libre”. 
También hay un aforismo utilizado por los jugadores de póquer: “Si no puedes ver al tonto alrededor de la mesa, es que el tonto eres tú”.

A menudo, las personas que tienen dificultades para dejar de apostar dinero quedan tan atrapadas en las pequeñas ganancias que se olvidan de sus muchas pérdidas. La mejor manera de lidiar con el sesgo de ganancia es escribir de puño y letra todas sus ganancias y pérdidas. Esto es importante realizarlo inmediatamente después de dejar de apostar. Si lo hace al cabo de unos días su cerebro le hará trampas y olvidará anotar algunas pérdidas.

De esta manera sabrá cuánto ha ganado y perdido con el tiempo. 
También le recordará el hecho de que los sitios de juego y los casinos están ahí para obtener ganancias, y no al revés.

En otras palabras, si bien es posible que esté buscando hacer una apuesta basada en una corazonada realmente fuerte, debe saber que los casinos online están utilizando complejos algoritmos que han sido programados para hacer que las apuestas funcionen a su favor. No olvides que al completar tu registro en el casino online les has entregado datos que pueden usar para llevarse tu dinero.

4. Hacer frente al impulso de apostar dinero

Los impulsos son una parte inevitable para dejar cualquier adicción. Desviar esos impulsos es el proceso natural para recuperar el control.
Si se pregunta cómo dejar de apostar dinero, debe saber que la mejor manera de lidiar con la necesidad de apostar es retrasar la necesidad. Esto es porque retrasar el impulso de apostar permitirá que pase el impulso.

El “surf de urgencia” es una técnica que se le atribuye al psicólogo ya fallecido Alan Marlatt, quien fue pionero en dar a conocer los primeros tratamientos de adicciones.
Según el Dr. Marlatt, los impulsos de sustancias opiáceas no duran más de 30 minutos. Con las apuestas es igual.
Si uno es capaz de dar un paso atrás y observar con atención su impulso desde la distancia, descubrirá que pronto se desvanece y pasa el deseo.

Leer acerca de :  Cómo dejar de beber alcohol para siempre

5. Identificar los desencadenantes

Si es cónyuge se pregunta cómo lidiar con un marido o esposa apostadores, entonces el mejor momento para comenzar es ayudarlo ya mismo a identificar los factores desencadenantes para vencer su adicción al juego. 
Se debe identificar estos factores desencadenantes y sacarlos a la luz.

El juego no es una obligación, sino un mecanismo de supervivencia. En otras palabras, es una forma de escapismo. Siempre que una persona que ya ha estado expuesta al juego en el pasado, al sentirse aburrida, frustrada, decepcionada o estresada recurrirá al juego.

Una buena forma de ahorrar dinero es entregárselo a su cónyuge, para que no gaste dinero en ceder a los factores desencadenantes. Recuerde (por ejemplo) que hace unos días tenía que hacer tiempo y entro a una casa de juegos y perdió todo el dinero que llevaba consigo.
No está de más dejar en casa la tarjeta de crédito.

6. Cancelar la suscripción a sitios de juegos de apuestas

Una de las formas más fáciles de detener la adicción al juego es tratar de evitar las cosas que le recuerdan el juego por dinero.

Desde tiendas que venden boletos de lotería hasta la bandeja de entrada de su correo electrónico, le  bombardeada con anuncios de juegos de apuestas en línea. La necesidad de apostar está en todas partes. Todas estas fuentes pueden ser una poderosa tentación para apostar.
En lugar de permitir que los factores ambientales debiliten su resolución, haga algo al respecto. Evite las tiendas que venden billetes de lotería y cancele la suscripción a los boletines y otros contenidos de marketing que recibe de los sitios de juegos de azar. 

 Los sitios web de apuestas de dinero cobran una suscripción mensual o anual, lo que significa que puede ahorrar dinero cancelando la suscripción a ese “servicio”.

7. No espere hasta alcanzar el punto de equilibrio

Muchos de los que se vuelven adictos a las apuestas por dinero a menudo también quieren dejar de fumar o dejar de beber, pero esperan antes  recuperar su dinero y el resultado es que siguen apostando, bebiendo y  fumando.  
Empiece ya mismo a dejar las adicciones como la de apostar dinero

Continuar apostando, ya sea en un sitio de apuestas en línea o en un casino, pueden hacer que pierda aún más dinero, lo que hace muy probable que este ciclo continúe hasta que lo consuma.
Si realmente desea saber cómo dejar de jugar para siempre, no espere hasta mañana o el lunes, deje de jugar ahora mismo.

Leer acerca de :  A los supercompartidores se deben las faks news por Covid19

8. Cambie su entorno

Ya hablamos de evitar las tiendas que venden boletos de lotería, entonces cambie su ruta desde el trabajo de todos los días (ya sabe, aquella en la que debe pasar por el casino de camino a casa). 

También deberá analizar detenidamente el entorno en el que vive. Por ejemplo, si sus amigos juegan, tendrá que hacer nuevos amigos y/o explicarles porque debe dejar de verlos.
Usted no es el primero que empezó a apostar dinero porque un día decidió acompañar a sus amigos a jugar.

9. Recurrir a la tecnología

La misma tecnología que contribuyó a su adicción al juego puede ser utilizada para salir de ella. Utilice software que bloquee el acceso a sitios de apuestas en línea, si siente que inicia sesión en esos sitios web por impulso. No utilice Nunca el software que le entregan las casas de apuestas.
También puede intentar usar una aplicación para detener el juego para su teléfono, ya que es más probable que sienta la necesidad de apostar al encontrar anuncios de juegos de apuestas mientras navega por las publicaciones de las redes sociales.

10. Busque un reemplazo para su necesidad de apostar dinero

Para muchas personas, el juego comienza como un pasatiempo antes de convertirse en una adicción. Esto sucede simplemente porque algunas personas tienen una personalidad adictiva. Estas son las personas que tienen dificultades para evitar que cualquier pasatiempo se convierta en una adicción.

Dicho esto, ser adicto a la pesca o construir un tren en miniatura es muy diferente a la adicción al juego. 
Para ayudar a que su mente se desvíe de los pensamientos sobre el juego por dinero, haga otras cosas que le gusten, como un pasatiempo o pasar tiempo con familiares y amigos.
Si ha estado haciéndose la pregunta, “¿cómo puedo dejar de apostar dinero?” Bueno, buscar un reemplazo de esa adicción será su mejor apuesta.

Considere el impacto negativo que las apuestas por dinero pueden tener en una persona (tanto financiera como psicológicamente) , esto debería ser toda la motivación que necesita para dejar de jugar y ganar el premio gordo de una vida mejor.
Próximo artículo: Como dejar de morderse las uñas.

IMPORTANTE: La información que usted lee en este blog es una descripción general para tratar adicciones y es posible que no se aplique a todas las personas.
Hable con su médico para averiguar si esta información se puede aplicar a su caso. 


Más noticias de Salud y Bienestar