Prestamos universitarios difíciles de pagar
Economía y negocios

Los deudas por préstamos universitarios pueden ser una losa


Para los estudiantes con préstamos para estudios universitarios la quiebra no es una solución sencilla. En todo el mundo se pueden encontrar ejemplos, pero probablemente sea EEUU (el país de las oportunidades) donde más personas lo sufren.

La familia Johnson tenía dos hipotecas y 70000 euros en préstamos universitarios, la presión se volvió insoportable para el matrimonio de Arkansas.
Todo se agravó cuando la pareja tuvo que comprar otro automóvil, el vehículo del que disponían para su movilidad tuvo un accidente en una tormenta de nieve que lo dejo destrozado y el seguro no pagó el 100% del total del vehículo.
Las viejas deudas tampoco parecían disminuir nunca, intentaron modificar la amortización de la hipoteca pero los trámites a los que les obligaba el banco consumieron la energía del matrimonio y la deuda por prestamos universitarios surgida a la luz de un intento de prosperar se hacía más pesada cada mes.

La quiebra era la única salida. Se declararon insolventes en 2011.
Declararse en quiebra en los EEUU da una salida a más de 700.000 deudores cada año.
De esta manera, las facturas de tarjetas de crédito y  gastos médicos se pueden borrar con la sola firma de un juez , así, las deudas que no desaparecen se reducen considerablemente.

Deudas por préstamos para estudios universitarios

Las deudas contraídas por préstamos universitario no desaparecen tan fácilmente.
Durante décadas los políticos en los EEUU han hecho que sea más difícil cumplir con esta tipo de obligaciones, las posibilidades de un deudor de reducir considerablemente las deudas por prestamos para estudios universitarios pueden depender del lugar dónde viva. Además, todo se dificulta por los llamados procedimientos contradictorios, en los que los deudores deben exponerse al desnudo ante el tribunal que decidirá su destino.

Leer acerca de :  Estéril lucha de Amazon contra reseñas falsas

Los Johnson habían pedido un préstamo para cursar estudios universitarios de alrededor de 38000 euros para conseguir ambos una licenciatura. Al no poder pagar, habían recibido permiso para posponer sus pagos, pero su saldo se duplicó a medida que los cargos por intereses seguían acumulándose.
Declararse en quiebra en los EEUU está mal visto y por ese motivo el marido fue despedido del trabajo después de presentar quiebra.
Al no poder pagar un abogado, la mujer preparó el caso.
En EEUU puedes representarte a ti mismo en un juicio. Hay un viejo chiste de abogados que dice  que aquél que se representa a sí mismo en un juicio tiene a un tonto por cliente, a los Johnson no les quedo otro remedio y así quedaron; como tontos.

Las quiebras por deudas estudiantiles son la segunda forma más grande de deuda familiar ( luego de las hipotecas ) en los Estados Unidos. Más de 43 millones de personas deben 1.5 billones de euros en préstamos universitarios.
Antes de que se detuvieran los pagos de las cuotas por préstamos universitarios a causa del coronavirus, más de 7.7 millones de personas estaban en mora, y otros dos millones estaban seriamente atrasados con el pago de las cuotas..

Joseph R. Biden Jr, que en 2005 apoyó una ley que hizo que los préstamos privados para estudiantes sean aún más difíciles de liquidar, ha prometido cambiar las reglas de los préstamos para estudios universitarios si resultaba elegido. Al momento de escribirse este artículo Biden es el presidente electo, pero son muy pocos los republicanos que han expresado su apoyo a un plan para cambiar las actuales reglas de quiebras y además, todo indica que los republicanos mantendrán el control del senado que es clave para modificar las leyes.

Las deudas por préstamos universitarios plantean un grave problema, su peso tiene efectos macroeconómicos.
También hay que sumar el coste mental de los deudores, casi todos son personas jóvenes. A día de hoy la salida resulta improbable.

En España el PSOE rechaza la propuesta que presento en 2019 la presidenta Isabel Diaz Ayuso, que consiste en la deducción del 100% de los intereses de los prestamos universitarios y en cambio aboga para que los estudiantes puedan acceder a una educación de calidad y a bajo precio.

Más noticias de economía y negocios