Rose Island, la isla del anarquista italiano
Entretenimiento

Netflix adapta la película del príncipe de los anarquistas italiano

A finales de la década del sesenta del siglo pasado, un ingeniero italiano construyó su propia isla en el mar Adriático. Netflix adapta la película del príncipe de los anarquistas italiano.
La isla albergaba un restaurante, un bar, una tienda de recuerdos e incluso una oficina de correos.

Netflix anunció el pronto estreno de Rose Island, película que narra la historia real de Giorgio Rosa y su batalla con el gobierno de Italia para que su estructura sea reconocida como estado independiente.

Rose Island se construyó frente a la ciudad de Rimini, en el norte de Italia y, salvo por los que vivían en ese lugar, la historia no fue muy conocida.

El productor de la película Matteo Rovere dijo “Es el tipo de cuento que los abuelos cuentan a sus hijos y nietos”

Antes de su muerte en 2017 a la edad de 92 años, Giorgio aceptó que su historia se llevara al cine.
La película muestra la construcción de la isla y la negativa de Rosa a ceder a las demandas del gobierno italiano para que sea desmantelada.
La historia comienza en 1967, cuando Giorgio Rosa se propuso construir una micro-nación, que pretendía ser un símbolo de libertad.
La construcción de L’Isola delle Rose requirió una gran cantidad de conocimientos técnicos.

El hijo de Rosa, Lorenzo Rosa cuenta que su padre era además de ingeniero una persona, precisa, detallada y muy organizada. Era un ingeniero en un sentido casi alemán de la palabra.
La construcción de esta isla lo convirtió en el príncipe de los anarquistas.

Leer acerca de :  El padre de Lady Gaga tuitea apoyo a Trump pero el presidente critica a su hija

Giorgio Rosa diseñó y financió la construcción de una plataforma de 400 metros cuadrados con una altura sobre el nivel de mar de 26 metros.

La estructura se construyó a 12 km de la costa de Rimini, un poco más allá de las aguas territoriales italianas, lo que significaba que estaba fuera del control de las autoridades.
Rosa se convirtió en presidente de la isla y lo declaró estado independiente: La República de Rose Island.

Las autoridades italianas decían que la isla se usaba para beber y jugar, y algunos políticos sugirieron que la isla representaba una amenaza para la seguridad nacional y podría estar proporcionando cobertura a los submarinos nucleares soviéticos.

Apenas 55 días después de la declaración de independencia, el 24 de junio de 1968, los italianos enviaron fuerzas militares para asumir el control del lugar. Destruyeron Rose Island el 11 de febrero de 1969 utilizando dinamita.
Días después, una tormenta sumergió la estructura por completo. Hoy, sus restos descansan en el fondo marino del Adriático.

Rose Island es fundamentalmente “una historia sobre la libertad y sobre lo resistente que fue Giorgio Rosa contra el gobierno, él no quería rendirse en contra de la ley, porque la ley de los 60 en Italia decía que si estabas a más de seis millas de la costa, estabas en tierra de nadie y puedes hacer lo que quieras, como si estuvieras Luna.
Pasados unos años el gobierno italiano exigió al constructor de la isla que pagara el coste de la indemnización

La película de Netflix se rodó en una enorme piscina en Malta.
El estreno está anunciado para el 9 de diciembre de 2020.

Leer acerca de :  Versión móvil de League of Legends Wild Rift llega a iOS y Android

Más noticias de entretenimiento