Vitamina C para la gripe
Salud y bienestar

Vitamina C, además del Covid-19, ahora empieza la gripe

Solidificar el escudo de nuestro sistema inmunológico con vitamina C en los inviernos es esencial para protegernos de gripe y otras enfermedades.

La vitamina C es un antioxidante muy importante que el cuerpo utiliza para mantenerse fuerte y saludable. Se utiliza en el mantenimiento de órganos, huesos, músculos y vasos sanguíneos. Entre otros beneficios, el aceite de vitamina C también se puede aplicar sobre la piel para mantenerla hidratada en climas fríos.



La vitamina C reduce el colesterol

La vitamina C juega un papel crucial en la reducción de los niveles de colesterol. Ensancha los vasos sanguíneos y esto podría ayudar a proteger contra enfermedades cardíacas, hipertensión o presión arterial alta. Estimula también  la conversión del colesterol en sales biliares, que el organismo elimina fácilmente.

La vitamina C protege los riñones, los ojos y los nervios

Es mucho menos probable que los pacientes experimenten deterioro de los riñones, ojos y nervios si comen muchas frutas y verduras ricas en vitamina C.

Vitamina C para tener una piel sana

En la temporada de invierno es cuando la piel tiende a estar más seca, considere cambiar a un aceite de vitamina C. Aumentará la luminosidad al proporcionar primero vitamina C y luego bloquear la deshidratación en la piel. La vitamina C promueve la producción de colágeno, que tiene el potencial de engrosar la dermis, disminuir las líneas de expresión y es esencial para una piel firme y joven. Para ser muy específicos, la vitamina C es un antioxidante que protege las células de la piel de los dañinos radicales libres causados por la exposición a los rayos UV. Además, la vitamina C inhibe la producción de melanina en la piel, lo que ayuda a aclarar la hiperpigmentación y las manchas marrones, igualar el tono de la piel y mejorar la luminosidad de la piel.
Podemos aprovechar al máximo la vitamina C combinándola con otros antioxidantes como la vitamina E y el ácido ferúlico. Juntos trabajan de maravilla para convertirse en un nutriente antienvejecimiento que iluminará la piel para mantenernos la piel sana y proporcionarasí  un brillo natural.

Leer acerca de :  Como dejar de ver pornografía

Vitamina C para aumentar el colágeno

La vitamina C juega un papel importante en la producción de colágeno, L-carnitina y algunos neurotransmisores.
Ayudará  a metabolizar las proteínas y su propiedad antioxidante disminuye el riesgo de radicales libres en el cuerpo, los que causan varios tipos de cáncer. Además, el colágeno, que la vitamina C ayuda a producir, es el componente principal del tejido conectivo y la proteína más abundante en los mamíferos. Alrededor del 1 al 2 por ciento del tejido muscular es colágeno. Es un componente vital en los tejidos fibrosos como tendones, ligamentos, piel, córnea, cartílago, huesos, intestino y vasos sanguíneos.

Vitamina C para la cicatrización de las heridas

La investigación dice que las heridas, cortes y rasguños pueden sanar más rápido en personas que ingieren mayor ingesta de vitamina C, de la que normalmente contienen los alimentos. Esto puede deberse a que la vitamina C contribuye a la producción de colágeno. En el caso de la cicatrización de heridas, la investigación ha sugerido que las heridas tardaban más en sanar si alguien tenía escorbuto. El escorbuto es el resultado de la deficiencia de vitamina C. Sus síntomas incluyen articulaciones inflamadas, encías sangrantes y dientes flojos, anemia y cansancio. El papel de la vitamina C como antioxidante también ayuda a reparar los tejidos y reduce el daño causado por la inflamación y la oxidación.

La vitamina C es buena para las encías

La vitamina C fortalece las encías y los tejidos blandos de la boca. Puede proteger contra la gingivitis; la etapa inicial de la enfermedad de las encías y puede evitar que sus dientes se aflojen.
Lucha contra las infecciones Se cree que las personas con niveles adecuados de vitamina C pueden combatir mejor las infecciones en comparación con las personas con deficiencia de vitamina C. La vitamina C también puede ayudar a prevenir infecciones respiratorias agudas, especialmente en personas con desnutrición y aquellas que están físicamente estresadas.

Leer acerca de :  Las personas que abusan de drogas y alcohol también sufren de depresión

Vitamina C para cataratas

La vitamina C puede ayudar a reducir el riesgo de cataratas y de degeneración macular relacionada con la edad.
Los investigadores también han descubierto que la vitamina C puede combatir la bacteria de la tuberculosis (TB) resistente a los medicamentos. Otro estudio sugiere que agregar vitamina C a los medicamentos contra la tuberculosis podría acortar la terapia.

 Vitamina C para las mujeres

Nuevas investigaciones sugieren que las mujeres y los hombres requieren diferentes cantidades de consumo de vitamina C.  Las mujeres deben consumir al menos 90 mg de vitamina C todos los días. Hasta ahora, se instaba tanto a mujeres como a hombres a tomar 75 mg de vitamina C al día.

La vitamina C es esencial en el embarazo

Durante el embarazo, las mujeres embarazadas deben consumir 95 mg de vitamina C al día y 120 mg durante la lactancia. Es bueno para la salud fetal y también para la salud de las mujeres embarazadas.

Vitamina C para la Osteoporosis

Recientemente se ha reconocido que los suplementos de vitamina C tienen un papel importante en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis debido a su capacidad para aumentar la densidad de los huesos.

Fuentes de vitamina C

La vitamina C se encuentra de forma natural en las verduras y frutas (en su mayoría preferidas porque también se encuentran otros nutrientes como el ácido fólico y la fibra), especialmente las naranjas y otras frutas cítricas. Esta vitamina clave también está disponible como suplemento dietético natural en forma de píldoras de vitamina C y tabletas masticables de vitamina C.

La investigación dice que nuestro cuerpo necesita una ingesta diaria de vitamina C porque es soluble en agua y el cuerpo no la almacena. El consumo de pimientos rojos y otras verduras debería proporcionar suficiente vitamina C para la mayoría de las personas. El calor y la cocción en agua pueden destruir parte del contenido de vitamina C, por lo que los alimentos crudos son los mejores. Los alimentos que contienen vitamina C incluyen pimiento rojo, naranjas, fresas frescas, espinacas, brócoli, coliflor, tomates y patatas.

Leer acerca de :  El coronavirus puede aumentar el riesgo de partos prematuros

Dos beneficios adicionales de la vitamina C

Anemia por deficiencia de vitamina C: la anemia por deficiencia de vitamina C puede ocurrir si no tiene una dieta saludable o no está tomando un suplemento. Los síntomas incluyen cansancio, taquicardia, sensación de frío y lengua enrojecida e hinchada.

Reducción de histamina: la histamina es una sustancia que produce el sistema inmunológico, lo que provoca inflamación y otros problemas. La vitamina C se conoce como antihistamínico, lo que significa que puede reducir los niveles de histamina y mitigar las reacciones y síntomas alérgicos.
Recordemos, es el momento de empezar a consumir vitamina C para gripe y otra enfermedades.

Más noticias de salud y bienestar